Yo amo a la TV

RADAR - 12 de octubre de 2008

 

Yo amo a la TV

 

¿Cuál es el camino que llevó a Feinmann desde su fama como “crítico invitado” de TVR, cuando se refirió a todo lo que veía como “TV vómito”, hasta su actual desempeño como conductor de un programa de TV sobre filosofía? Cuando Daniel Filmus perdió las elecciones para jefe de gobierno con Macri, Feinmann escribió una nota agria, donde se mofaba de la derrota de aquél, diciendo entre otras cosas que en los afiches parecía el osito Winnie Poo. Filmus, lejos de enojarse, se tomó con mucho humor la ironía. Feinmann, reconfortado, quiso verlo personalmente. Filmus respondió el convite doblando la apuesta: “¿Por qué no nos juntamos para que hagas algo en canal Encuentro?”. “Me encontré con él y con el sueño de mi vida –dice Feinmann hoy–. Lo que les había propuesto a todos los gobiernos, menos a Menem, que era hacer un programa de filosofía por televisión. Se lo propuse a Alfonsín, a De la Rúa. Cuando estaba Rodolfo Hermida en Canal 7, una vez me dijo: ‘Qué vas a entrar aquí, si acá están los sushi’. Y tampoco pudo ser. Entonces lo fui a ver a Tristán Bauer y le dije lo que quería hacer. Me miraba, me preguntaba si creía que era posible, y me dio el Ok. Tengo el productor, le dije. Un viejo alumno mío, Ricardo Cohen. Se lo estaba diciendo a Tristán sin haber hablado con él. Y todo se dio. Hubo una gran respuesta, es increíble. Hay gente que me para por la calle y me dice: ‘Estoy aprendiendo filosofía con usted’. Y eso me mata, me emociona muchísimo. Ahora vamos a hacer trece programas más porque llegué hasta Nietzsche, y quiero empezar el siglo XX. Hubo gente que me decía: ‘Vi una clase suya sobre Marx, y yo no lo podía creer... ¡Marx en la televisión argentina!’”