1997

Página12 - 1 de Febrero de 1997

 

La crítica de la violencia

El Terror clandestino


Por JOSE PABLO FEINMANN



Durante la última semana del mes de marzo y durante el mes de abril de 1976 los diarios argentinos --mesuradamente-- informaron sobre ciertas apariciones macabras: eran los carbonizados. Cuerpos que aparecían en diversos lugares y que tenían características comunes: estaban atados con alambre, acribillados a balazos y calcinados. Luego los diarios dejaron de informar. El gobierno militar dijo que habría de encargarse de toda información ligada con la lucha contra la subversión y que, por consiguiente, sólo habrían de publicarse las noticias oficialmente autorizadas. Sin embargo, deslizó una interpretación de los hechos: el gobierno no podía contener a los calcinadores de cuerpos.